aeafa

Aeafa participa en la reunión de Milán sobre derecho comunitario de Familia

  • 13/12/2017


El proyecto EUFam`s intenta aunar criterios y evitar los procesos de `forum shopping`


La Asociación Española de Abogados de Familia (Aeafa) ha participado  en la conferencia definitiva de EUFam’s en Milán. Este proyecto busca eliminar barreras en Derecho de Familia y unificar criterios en el ámbito comunitario. 

La representante de Aeafa, Pilar Tintoré, fue ponente en la mesa redonda sobre perspectivas y problemas del Derecho de Familia comunitario (divorcios privados, problemas de reconocimiento y ejecución). “El tema de custodias y guardas son conceptos diferentes. En la mayor parte de los países prima la llamada custodia y en España se tiende al concepto guarda. Se trata de ver como interpretar resoluciones de otros países en el nuestro”, afirmó.

“En esta jornada se han analizado los reglamentos Bruselas dos bis y el Reglamento Roma 3, sobre separaciones, divorcios responsabilidades parentales o sustracciones internacionales. La idea ha sido encontrar unas conclusiones para que en las próximas modificaciones que se van a llevar a cabo en estos Reglamentos podamos aportar nuestra opinión como expertos”, manifestó la representante de Aeafa.

Para esta experta, las cuestiones que más preocupan a los abogados de derecho de familia a nivel internacional tienen que ver con la selección del foro donde se va a dirimir el proceso. "Uno de los cónyuges siempre va a intentar que el país que atienda sobre el divorcio sea el que más le interesa. El concepto se acuña bajo el nombre forum shopping -quien llega antes se lo lleva-”.

¿Qué está en juego?

El sistema de la Unión Europea de Derecho internacional privado en materia de familia ha ido expandiéndose para cubrir desde el divorcio y la separación judicial (Reglamentos (UE) 2201/2003 y 1259/2010) hasta los aspectos financieros de la vida familiar (Reglamento (CE) 4/2009 en materia de obligaciones alimenticias, Protocolo de La Haya de 2007 sobre ley aplicable, Convención de La Haya de 2007 en materia de cobro de alimentos, y Reglamento (UE) 650/2012 en materia sucesoria). A ello se añade el que pronto entrarán en vigor los reglamentos en materia de regímenes económico-matrimoniales y efectos patrimoniales de las uniones registradas.

El objetivo de estos reglamentos es incrementar la seguridad jurídica, la previsibilidad y la autonomía de la voluntad con el objetivo último de remover los obstáculos a la libre circulación de personas. No obstante, no puede dejar de observarse la existencia de contradicciones en su aplicación conjunta. De ahí que uno de los objetivos del proyecto sea evaluar la aplicación práctica de los instrumentos citados y los problemas que suscitan. El primer paso ha sido, precisamente, la recopilación de jurisprudencia nacional.

El segundo paso será la identificación de las dificultades con las que se encuentran tribunales y prácticos en la aplicación de dichos instrumentos, y el examen de las soluciones adoptadas por los mismos para examinar si los distintos tribunales nacionales siguen las mismas pautas y, en su caso, elegir las mejores para su promoción a nivel europeo.

En general, el proyecto busca mejorar el diálogo entre los operadores jurídicos de todos los niveles, incluido el transfronterizo, y facilitar su trabajo a través de la formulación de modelos, por ejemplo, de convenios de elección de foro y de ley en estas materias.